show sidebar & content
Gure Feministon Herria eraikitzen ari gara

Gure Feministon Herria eraikitzen ari gara

31-10-18M.A. Fernández
Pikara Magazine

Emakumeen Mundu Martxak Bilbon ospatutako nazioarteko 11. topaketetan feminismo antikapitalista, antikolonialista eta antiarrazistaren aldeko apustua berretsi du. Hona hemen 36 herrialdetako ordezkariek adostutako amaiera deklarazioa.

mundo desplazados.orgGure Feministon Herria eraikitzen ari gara
(Pikara Magazine, 31-10-18)

Periodismo (crítico)_La utilidad de la información como contrapoder

Periodismo (crítico): la utilidad de la información como contrapoder

31-10-18J. Marcos y M.A. Fernández
Pueblos-OMAL

Esa forma de entender la vida que a la postre perfilan una herramienta de contrapoder articulada en torno al valor de la información como derecho de la ciudadanía (y deber de los periodistas). Aunque duela. Porque si es Periodismo, cuanto menos, escuece.

mundo desplazados.orgPeriodismo (crítico): la utilidad de la información como contrapoder
(Pueblos, 31-10-18)

Las trampas de la editorial Ápeiron (y otros concursos con fraude en la era de la ‘titulitis’ aguda)

Apeiron 01

(BURGOS). Degusté el correo electrónico en silencio: “Me complace comunicarle que su trabajo ha sido aceptado para su publicación en Ápeiron Ediciones”. Meses antes, la editorial había publicado la ‘V Edición de TFG, TFC y Tesis para su publicación’. Eché un vistazo a las bases y soñé con la posibilidad de desempolvar (del repositorio digital de la UNED) mi Trabajo de Fin de Máster: nos-Otras (las víctimas). Un acercamiento con Vattimo y Dussel a la Filosofía desde las periferias, al que en su día dediqué muchas horas y más cariño (aunque ahora ambos me parezcan ridículos en comparación con lo que lleva detrás una tesis).



Solo después de haber saboreado unas cuantas veces aquella notificación electrónica viajé a la letra pequeña, allí donde cualquier escrito corre el riesgo de volverse deleznable. Me exigían 256,94 euros en concepto de “coste de gestiones legales”. Por si las dudas, el contrato adjunto confirmaba los abusos cotidianos en la actual situación del mundo académico y literario (y yo que tanto me quejo del periodístico): cesión de derechos durante 15 años, para una tirada exclusivamente digital y POD (impresión solo bajo demanda, excepción hecha de un ejemplar de cortesía), previo pago de 256,94 euros y con unas ganancias previstas del 10%*. Regresé directamente a las bases del concurso y las rumié esperando apaciguar el efecto-incredulidad detectando alguna omisión en mi lectura inicial, fruto por ejemplo de las prisas. Pero nada, ni una sola mención al supuesto pago que deberían hacer después los ‘afortunad@s’.



De un tiempo para acá, en el mismo cruce de carreteras secundarias entre Berlín y Mérida donde me dejé toda aspiración de trascendencia, sigo empeñado en aliviar equipaje, aunque sea para ir más lento y no siempre hacia adelante. ¿A qué van destinada esa cantidad?, les pregunté entre otras consultas irónicas.



“En relación con las dudas que plantea, he de decirle que la mayoría guardan relación con datos de carácter privado. (…) No hay posibilidad de modificación alguna en las cláusulas del contrato de edición”. Clarinete. Aquel día supe que había vuelto a perder unos cuantos puntos de esos que quizá (o no) necesite en un futuro cada vez más estrecho, los que dan por cualquier publicación con ISBN y que tanto engordan el ego, en un país en el que nos han vendido que tener títulos en la mochila es una suma de esfuerzos y méritos que a la postre nos convierten en mejores personas. Ni modo.



Títulos. Será por eso por lo que, mientras unos se los inventan, otros se los compran, cuando no los plagian. No vaya a ser que no tener título alguno que enmarcar en la pared nos haga peores personas.



(*) El autor recibe el 10% del importe de cada libro vendido… siempre y cuando haya un acumulado mínimo de 50 euros. Si los e-book de la colección Faber&Sapiens (a la que van destinados estos trabajos académicos) rondan los 3 euros por ejemplar, los cálculos para ver un solo céntimo son obvios: hay que ser poco menos que un superventas.

Extremadura quiere coger más castañas

Extremadura quiere coger más castañas

06-10-18M.A. Fernández
HOY

La castaña es un producto típico del norte de la provincia de Cáceres que tiene un elevado potencial de crecimiento debido a las características de la región. Así se puso de manifiesto en unas jornadas celebradas el mes pasado en Plasencia y Guadalupe.

mundo desplazados.orgExtremadura quiere coger más castañas
(HOY, 06-10-18)