show sidebar & content


acción

La condición más fuerte para que alguien consiga decir algo es que sea capaz de silenciar todo lo demás, afirma Ortega. El hambre del momento grita más fuerte que la preocupación por el futuro, completa Jonas. Aun cansados y pisoteados, hay quienes no tienen ninguna intención de renunciar. Y se rebelan, como otros revelamos imágenes. Hacia el desvelo de la acción como forma de caminar por el mundo.