show sidebar & content
El agua se alista en los ministerios de Defensa

El agua se alista en los ministerios de Defensa

27-02-13J. Marcos y M.A. Fernández
Periodismo Humano

Estados Unidos confiesa que el oro azul puede generar conflictos y problemas de seguridad. El país norteamericano pretende “llevar a la comunidad mundial hacia el desarrollo y la implementación de políticas adecuadas para la gestión de los recursos”.

mundo desplazados.org El agua se alista en los ministerios de Defensa
(Periodismo Humano,  27-02-13)

Los cubos y los botones

Acabo de ver a mi abuela quitando los botones de una camisa de mi padre que vamos a tirar. En mi casa nunca se ha jugado al derroche, más bien lo contrario, pero el cuello de la camisa de cuadros está roto y pasado del uso y mi madre ya le ha dado la vuelta una vez… ¡vamos, que no da para más la hermosa prenda!



“¡Las camisas ya vienen con botones!”, me acaba de decir mi abuela, queriendo corroborar que su tarea de desbotonar no tiene mucho sentido pero, aun así, la hace…



¿Tiene sentido? La pregunta no importa, sino la respuesta: es una actitud de vida. Esta pequeña conversación, de hace tres minutos, me dibujado una sonrisa en la cara y me ha recordado una pequeña reflexión que escribí hace un par de años para un curso online:



Los cubos


Cuando pienso en una sociedad ideal pienso en la vida de mis abuelos. Tomás y Teodora (o Tedora). Ahora ya sólo está ella y su vida actual, en piso y tras unas escaleras que le impiden salir, ha cambiado mucho aunque sigue llevando moño, de lo que alardea.



Mis abuelos son personas de campo, de un pueblecito extremeño, de esos que no salen en los titulares de los periódicos y no tienen muchos monumentos que mostrar. Su vida ha estado marcada por el trabajo rural, la sobrevivencia, eso que practicamos ahora de nuevo los y las jóvenes. Nada de salarios, ni sueldos, ni pagas extras, ni vacaciones, ni descansos… Pura economía de subsistencia. Un huerto, una era para cultivar garbanzos, algunas vacas (el dinero que entraba en el núcleo familiar era de la venta de algunos chotos), gallinas, el burro, dos cerdos (para tener carne para todo el año), algunos olivos…. Y poco más. Lo que se producía se consumía. Las compras eran pocas. Y lo que se tiraba aún menos.



Tengo una imagen nítida de la vida de mis abuelos (que en buena parte ha sido también mi vida). Una imagen que puede servir de paradoja o de ejemplo: los cubos. Sí, cubos. Había varios cubos en la cocina de mis abuelos, que se pueden equiparar a los actuales cubos de basura (orgánicos, plásticos, papel… ya sabéis). Se podría decir que aquellos eran de reciclaje. Nada iba a la basura. Estaba el cubo de las gallinas, el de los perros, el de los guarros, e incluso el del burro. Y si un día comían sardinas y no tenían gato, lo guardaban en una lata para el gato de la vecina. ¡Cómo odiaba yo recoger la mesa y fregar, porque tenía que estar tirando y separando cada cosa con cuidado! ¿Y el cubo de la basura tradicional? Se llenaba poco, apenas pasaba un camión una vez a la semana.



Ahora, llenamos cubos y cubos, desechamos más de lo que consumimos, todo tiene una vida muy corta (si es que alguna vez respiró). El no tirar no era un síndrome, sino un aprecio por lo que se tenía, por lo que costaba conseguirlo. Las cosas tenían otro valor. Tenían un valor. Y creo que los botones de la camisa de mi padre lo tienen. Porque las camisas ya vienen con botones.

El desplazamiento forzado nunca es pequeño

El desplazamiento forzado nunca es pequeño

21-02-13J. Marcos
Pueblos-OMAL

Los derechos infantiles son violados de forma sistemática en Colombia pero con frecuencia sólo se tienen en cuenta las opiniones de los adultos. Varios estudios identifican las consecuencias del conflicto armado desde las voces de las niñas y niños.

mundo desplazados.org El desplazamiento forzado nunca es pequeño
(Pueblos-OMAL, 21-02-13, Colombia)

Agua fría…brrrrr…

(BOGOTÁ, COLOMBIA). Soy un tipo como surge. Como lo que hay, lo que toca. Me encanta madrugar pero no hay cosa que más pereza me dé que el agua por las mañanas. Así que no es difícil verme ingresando al mundo de los despiertos con la técnica del gato, humedeciéndome la yema del dedo (índice) para quitarme las legañas que tan buena compañía me hicieron durante la noche anterior. Incluso al peine lo miro con recelo. Así que con no poca frecuencia surjo despeinado. Es lo que hay, lo que toca. También y sobre todo en Colombia, donde dos meses después apenas he disfrutado de un par de duchas ‘calientes’ (entrecomillado como eufemismo para tibias). Cada mañana despierto y cada noche me acuesto en un desafío ciclópeo: los pelos de punta, las orejas despegadas, el cuello terso y la espalda recta. El agua hasta a la piedra acaba por vencer. Agua fría… brrrrr…

Zarza de Granadilla_Un hogar para el lince ibérico

Zarza de Granadilla: un hogar para el lince ibérico

15-02-13M.A. Fernández
Vivir Extremadura

Veinte linces. Decenas de cámaras vigilando sus movimientos (y casi sus sentimientos) al minuto. Once trabajadores y cuatro voluntarios miman su vida en jaulones de unos mil metros cuadrados cada uno, rodeados por un vallado perimetral de seguridad.

mundo desplazados.org Zarza de Granadilla: un hogar para el lince ibérico
(Vivir Extremadura, 15-02-13)

Entrevista Pepe Viyuela

Entrevista Pepe Viyuela

15-02-13M.A. Fernández
Vivir Extremadura

“Los bufones han tenido un trabajo muy duro”. Charlar a solas con este cómico-payaso-actor, y licenciado en Filosofía, y poeta en momentos de inspiración, todas las definiciones en el mismo tiempo e importancia, implica ridiculizar las entradas de cualquier diccionario.

mundo desplazados.org Entrevista Pepe Viyuela
(Vivir Extremadura, 15-02-13)